Liebeskind.4056_front

En 2003 comenzó a escribirse la historia de Liebeskind Berlin cuya visión de los complementos de moda refleja el espíritu de la ciudad de la que proviene: informal, auténtica y poco convencional. La trayectoria de la empresa comenzó con un bolso de cuero al que siguieron después la fabricación de otros accesorios. A partir de 2015 la firma incluyó los relojes y una línea de joyería en su gama de productos.

Desde su creación Liebeskind sólo ha trabajado para alcanzar un gran nivel de calidad. Los responsables de la firma apuntan que cada diseño se fabrica con los mejores materiales prestando la máxima atención a los detalles y a los acabados.

La marca berlinesa no sólo apuesta por la calidad sino también por el diseño. En este sentido, el equipo creativo de la empresa busca cada día elementos innovadores que den un aire vanguardista y diferente a su amplio catálogo de bolsos y complementos.

Leave a comment