Calzado libre de crueldad animal

CamminaLeggero ha optado por fabricar sus zapatos con materiales libres de crueldad animal. La empresa no usa cuero, ni lana, ni seda ni ningún otro material que pueda causar un sufrimiento innecesario a los animales.
Desde su puesta en marcha la compañía se ha preocupado por crear sus colecciones con materias y accesorios que no tengan un origen animal. Esta forma de trabajar es producto de una política empresarial basada en proteger el medio ambiente en todas sus fases productivas.

El principal cometido de CamminaLeggero se basa en producir productos que no sólo resulten complementos funcionales para el día a día, sino también vehículos de pensamiento y de comunicación sensibles a la ecología y al entorno.
Para cumplir con este objetivo la firma italiana utiliza un material sintético derivado del petróleo. Y, aunque se trata de una microfibra, este elemento tiene un impacto ambiental muy bajo en comparación con la repercusión de las granjas intensivas y de los procesos de curtición empleados en el sector.

La producción de la marca se lleva a cabo en el norte de Italia donde empresas artesanales locales se encargan de la fabricación de los zapatos. “Trabajamos a favor de una economía de cadena corta, para evitar pérdidas innecesarias de energía y desperdicio. No queremos perder el contacto con las cosas que diseñamos y proponemos, por lo que creemos que es necesario centrarse en el proceso de producción, poniendo en primer lugar el valor del trabajo de cada artesano individual que se relaciona directamente con nosotros”, recuerdan los responsables de la firma transalpina.

Leave a comment