®prada

Las ínclitas Merceditas, también conocidas como Mary Janes en el mundo anglosajón, comenzaron a escribir su historia en el sector del calzado en el siglo XIX gracias paradójicamente a un hombre. Fue el dandi inglés George Brummel, cuya prestancia y elegancia eran sobradamente conocidas en la corte del rey Jorge IV, quien puso de moda los pumps o zapatos de salón como calzado de noche. Este calzado, concebido para acompañar el frac, se confeccionaba en charol o en cuero fino y se adornaba con un lazo de cinta grosgrain.

En España este calzado también se impuso en la corte. Precisamente debe su nombre a la malograda reina María de las Mercedes de Orleans, conocida popularmente como Merceditas. Su primo Alfonso XII y ella se enamoraron y se casaron en enero de 1878. A los cinco meses de estar casados la reina murió por enfermedad, a la edad de 18 años. A raíz de este dramático suceso al rey le dedicaron una canción popular: ¿Dónde vas Alfonso XII?, en la que este mítico calzado quedó inmortalizado en una de las estrofas: «Los zapatos que llevaba eran de rico charol que se los regaló Alfonso el día que se casó».

Respecto al nombre inglés, Mary Jane, proviene de un personaje de Buster Brown, una famosa tira de cómica del año 1902 dibujada por Richard Felton Outcault y publicada en el The New York Herald. Los protagonistas, Buster y su hermana Mary Jane, llevaban merceditas negras de charol.

En 1904, dos años después de su publicación, el autor vendió una licencia a la Brown Shoe Company para comercializar este tipo de zapatos con el nombre de uno de sus personajes. Para multiplicar las ventas la compañía contrató a actores que interpretaban a Mary Jane y Buster Brown.

Leave a comment