calzado

Después de un 2018 atípico, en el que las exportaciones han aumentado en volumen pero han retrocedido en valor, APICCAPS invertirá, en 2019, más de 18 millones de euros en la promoción exterior para volver a colocar el calzado portugués en los mercados extranjeros. De acuerdo con la Oficina de Investigación de APICCAPS, Portugal habrá exportado, en 2018, 85 millones de pares de calzado (crecimiento de 2,4%), por valor de 1904 millones de euros (retroceso de 2,85%).

La desaceleración de las principales economías mundiales donde la industria del calzado portugués exporta más del 95% de su producción, ha afectado al sector y ha contribuido al rendimiento final. Más recientemente, el Fondo Monetario Internacional revisó a la baja las perspectivas de crecimiento para 2018 y se mostró menos optimista para el próximo año. El impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la desaceleración de la economía europea y la crisis en varios mercados emergentes, son las principales razones para el recorte de las estimaciones efectuadas por la entidad liderada por Christine Lagarde. La misma sensación “agridulce” fue experimentada por los dos principales competidores de Portugal: Italia (hasta agosto, las exportaciones de calzado italianas retrocedieron un 3,1% en volumen a 143,6 millones de pares, y registraron un aumento del valor del 37% a 6,5 mil millones de euros) y España (una caída del valor del 3,6% y del 1% en volumen a 122,7 millones de pares, por un valor de 2.018 millones de euros hasta septiembre).

Para APICCAPS “2019 debería ser un año de afirmación del calzado portugués en los mercados extranjeros”. El sector invertirá, con el apoyo del Programa Compete 2020, más de 18 millones de euros en actividades promocionales. La participación en los principales eventos internacionales de la especialidad en más de 15 mercados implicará una inversión de 16 millones de euros. En total, cerca de 200 empresas del sector integrarán esta gran ofensiva promocional. Para APICCAPS “aumentar las ventas en el exterior, diversificar los mercados de destino y consolidar la gama de empresas exportadoras son las grandes prioridades del sector del calzado para 2019”.

Al mismo tiempo, el sector invertirá más de dos millones de euros en la promoción de las marcas. La inversión en este objetivo será particularmente amplia y abordará áreas críticas tan dispares como la concepción y el registro de marcas y patentes, la inversión en publicidad y la contratación de asesorías de comunicación en el exterior o la producción de campañas de imagen. Estas inversiones se verán enriquecidas con acciones en el universo digital. En efecto, además de apoyos a la realización de campañas de marketing digital, se añaden las inversiones en materia de creación de sites o tiendas online.

Para APICCAPS los objetivos son claros: “promover la actualización de la imagen de las marcas del sector y fomentar una imagen de excelencia de las empresas y de sus productos”.

Piezas de arte
Cerca de 10 años después de su lanzamiento mundial, la edición 2019 de la campaña Calzado Portugués va a celebrar el arte y el movimiento, teniendo como protagonistas a los bailarines de la Compañía Nacional de Ballet (CNB).

Para destacar una década de internacionalización, APICCAPS vuelve a sorprender y escoge la danza como metáfora de elegancia y fuerza, lo que también se puede asociar al recorrido del calzado portugués en el mundo. De acuerdo con el presidente de APICCAPS, Luis Onofre, “los acontecimientos recientes en nuestra industria pueden elevar el calzado portugues a la categoría de objeto de arte. Se trata de una campaña sustancialmente diferente de todas las otras realizadas hasta hoy, pero de ninguna manera es menos atrevida: renovamos la ambición de hacer que el calzado portugues sea una importante referencia internacional, por diseño, innovación y buen gusto “.

Compuesta por imágenes plenas de una belleza casi imposible de los cuerpos en movimiento y de la tensión escénica de un ballet, cada zapato se transforma en el arte que lo rodea, integrándose naturalmente en aquel momento único e irrepetible. La campaña fue fotografiada por Frederico Martins, dentro del Teatro Camões, la casa del grupo de ballet que es la referencia principal de la danza clásica en Portugal, desde 1997.

Leave a comment