_DSC0165 copia

“Donde más hemos apreciado el valor hacia lo artesanal es en el extranjero”

Origen: “Comencé con la ayuda de mi madre, Ana Vera, en las navidades de 2015. Montamos un pequeño taller en casa y comenzamos a hacer bolsos con la maquinaria y herramientas que teníamos a nuestro alcance”.
Filosofía: “Todos nuestros bolsos se hacen a mano pero dando al producto ese diseño que muchas veces hemos echado en falta en la marroquinería artesanal”.
Fabricación: “Diseñamos y creamos en un pequeño taller en Pamplona”.

¿Qué motivos le llevaron a decantarse por la creación de bolsos?
Resulta curioso que me decantara por la creación de bolsos de diseño. Hasta que empecé con Eva Vera Design yo era una persona que apenas utilizaba bolso. Creo que tenía uno en el armario y siempre me ponía una mochila de cuero con la que iba a todos los lados. En tiendas no había bolsos que me gustaran y los que me gustaban curiosamente siempre estaban fuera de mi alcance.
Un día un amigo me regaló un retal de piel y me animé a hacer un bolso similar a uno de ésos que tanto me gustaban pero que no me podía permitir, y el resultado fue bastante exitoso. A partir de ahí todo fue creciendo de forma natural.

¿Cuándo comienza su andadura en el sector?
Comencé con la ayuda de mi madre, Ana Vera, en las navidades de 2015. Montamos un pequeño taller en casa y comenzamos a hacer bolsos con la maquinaria y herramientas que teníamos a nuestro alcance. Empezamos vendiendo a nuestros amigos y familiares y al poco tiempo nos lanzamos con las ferias y la venta online.

¿Cómo fue su formación y dónde?
En cuanto al diseño y la creación de bolsos, somos totalmente autodidactas. Nos guiamos por nuestra intuición y por los conocimientos previos que teníamos en la confección textil. Me formé como técnico superior en Artes Aplicadas de la Escultura en la escuela de Artes y Oficios de Pamplona, es una disciplina que me apasiona.
Por otro lado, desde pequeña el sonido de la máquina de coser siempre ha estado presente en mi casa y tal vez por ello, al acabar mis estudios de escultura, me decanté por el patronaje industrial y a medida. Pero pronto me di cuenta de que la confección textil no me llenaba y descubrí que los bolsos, al ser más tridimensionales, se pueden tratar como piezas escultóricas.

¿Cuál es la filosofía que determina su trabajo de creación?
En Eva Vera Design hacemos todos nuestros bolsos a mano pero dando al producto ese diseño que muchas veces hemos echado en falta en la marroquinería artesanal.
Son piezas únicas de edición limitada y diseño exclusivo, hechas con materiales de la mejor calidad y de forma totalmente artesanal y sostenible.

¿Cuáles han sido las etapas más importantes que recuerda desde que comenzó en el sector?
En Noviembre de 2015 comenzamos nuestra trayectoria en el mundo de la marroquinería. Los primeros bolsos eran encargos de amigos y familiares pero en cuanto empezamos a producir más en serio y tuvimos algo de stock, nos animamos a hacer algunas ferias. El contacto directo con el cliente es muy enriquecedor pero también difícil. Todavía hay mucha gente acostumbrada a los precios de las grandes multinacionales y le cuesta valorar el trabajo artesanal. Por esa razón nos lanzamos a la venta online.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de producción de sus bolsos? ¿Y dónde?
Todos nuestros bolsos los diseñamos y creamos en un pequeño taller en Pamplona. Hemos ido comprando maquinaria, herramientas y materiales poco a poco y en estos momentos tenemos todo lo necesario para seguir adelante.
Yo me encargo del diseño y el patronaje de cada producto y Ana se encarga más de la producción. Casi siempre empiezo haciendo un prototipo en cartón de patronaje para ver la viabilidad del diseño. Hago las modificaciones necesarias sobre ese prototipo y una vez está todo correcto lo realizamos en piel. Cuando sacamos un modelo nuevo, me gusta hacer uno y utilizarlo durante una semana aproximadamente. Ahí es donde realmente se ve si el bolso resulta cómodo o todavía hay que hacer alguna modificación más.

¿Cuáles son sus referentes a la hora de diseñar?
Hay muchísima gente apostando por lo artesanal y creando cosas maravillosas como Oficio Studio en Madrid, Sin Patrón en Bilbao o los suecos Myr Studio. Principalmente me interesan más el trabajo de las pequeñas marcas aunque no quita para que siga a los grandes diseñadores como Teresa Helbig, Stella Mc Cartney o Isabel Marant.
Las fuentes de inspiración son muchas, desde las típicas como las redes sociales, Pinterest, o las revistas de moda, hasta algo que siempre me ha gustado, el diseño de packaging publicitario. Muchas veces me ayudo de libros con imágenes de plegados de cajas y bolsas para coger ideas en el montaje de nuestras creaciones.

¿Cree que el consumidor aprecia el valor que tiene un bolso de piel hecho a mano?¿Hay un mayor interés por comprar artículos elaborados artesanalmente?
Creo que el consumidor cada vez es más consciente de lo que compra. Empieza a haber una concienciación de todo lo que hay detrás de una, aparentemente, simple camiseta o en mi caso de un bolso.
Donde más hemos apreciado ese valor hacia lo artesanal es en el extranjero. En Estados Unidos o Japón no tienen reparo en invertir en productos hechos a mano. Y ya no solamente hablamos de la sostenibilidad en la fabricación de éste, sino del valor añadido que supone la exclusividad del diseño del producto. En nuestro caso hacemos cinco o seis bolsos, como mucho, de cada diseño, la pieza de piel es la que marca la tirada, y eso la gente también lo empieza a valorar.

Leave a comment