g1993-PRIMIGI_O7A8089

Para la temporada invierno 2020, su propuesta se encamina hacia dos direcciones, complementarias pero a la vez contrapuestas: por un lado se presenta una colección basada en el tema hiking/trekking caracterizada por colores y materiales casual/outdoor, cierres prácticos y técnicos como por ejemplo corchetes, hebillas y cierres boa; mientras que también se concentran en el producto “estrella” de este año: las zapatillas deportivas híbridas con calcetín, fabricadas con tejidos elásticos, estampados con dibujos animados con mucho contraste y materiales digitales y hi-tech, prestando especial atención y cuidado la utilidad y comodidad del producto. Además, la colaboración con Michelin, Michelin soles°, ha permitido introducir nuevos pisos altamente antideslizantes de corte técnico y activo que le confieren más funcionalidad a la colección, sin olvidar el aspecto modal y la tendencia.

Este invierno permanecen las tendencias retro, con preferencia por las botas ‘anfibias’ personalizadas, tachas, y adornos metálicos. Todavía muy actuales son los botines Chelsea, y los zapatos civiles de corte urbano y retro vuelven a aparecer en el mercado. Tras años usando botas medias y botines, vuelven las botas altas hasta la rodilla con un papel de protagonista. Por lo que se refiere a los materiales, se vuelve a usar la lana boucle, materiales con efecto animal como leopardo y estampados reptil. Los colores son típicamente otoñales, con una paleta que recuerda los colores del bosque, y por lo que concierne a la parte más activa y deportiva de la colección, los colores son muy vivos y hay mucho contraste entre ellos, como los estampados de dibujos animados.

Calidad, tecnología e innovación: éstas son las distinciones de la marca. La consolidada colaboración con Gore–Tex que, gracias a sus patentes hi-tech permite la fabricación de zapatos transpirables, impermeables y muy cómodos, contribuye al aumento del rendimiento de toda la línea.

Leave a comment