2

“Me gusta arriesgar cuando selecciono las pieles para dar a los bolsos ese toque de originalidad que busca mi clienta”

La creatividad y la experiencia empresarial de Marita Manrique, adquirida tras su paso por algunas de las firmas más relevantes del sector de la moda, han sido los pilares sobre los que la diseñadora ha cimentado Marmott, su joven marca de bolsos cuyas creaciones reflejan fielmente la vivaz personalidad de Marita. La creadora glosó desde el primer instante los principios que iban a fundamentar la filosofía de la empresa: la calidad, la originalidad de las pieles y la confección artesanal realizada en España.

¿Cuándo comienza su trayectoria en el sector del bolso?
Hace tres años, tras visitar la feria de Milán. En el certamen contacté con artesanos españoles de bolsos y fue en ese momento cuando me planteé la posibilidad de explotar mi creatividad diseñando bolsos.

¿Qué le llevó a decantarse por este sector?
Me iba a decantar por los zapatos pero pensé que era mucho más complicado de llevar a cabo a causa de aspectos tan delicados como son las hormas y las tallas. Lo bueno de los bolsos es que no hay tallas ni hormas que desarrollar, por lo que estaba convencida que podría hacer diseños atrevidos y de muy buena calidad a precios competitivos. Además, el mundo de la piel es apasionante. Existen tantísimas clases y sistemas para hacer que la piel tenga un tacto u otro y un estampado u otro. España es un país líder en esta materia y quería hacer algo hecho totalmente en nuestro país para contribuir a que la marca España se consolide aún más en el mundo.

¿Cuáles han sido las etapas más importantes que recuerda en su trayectoria como diseñadora?
El momento más importante sucedió hace unos meses cuando cree la línea Premium. Tuve que estudiar cómo ampliar mi negocio y vi en el sector del lujo una gran oportunidad. Para conseguirlo empecé a ir a ferias internacionales, en las que di a conocer la marca, ferias que al mismo tiempo me servían para comprobar si el producto tenía aceptación. Y para mi sorpresa observé que mis diseños recibían muy buena acogida.

¿Dónde realizó sus estudios o formación, y para qué marcas trabajó antes de comenzar a diseñar sus propias colecciones, si es el caso?
A los 22 años me licencié en Administración y Dirección de empresas bilingüe en Madrid. Después de estar trabajando un año en el sector vinícola para una multinacional londinense, decidí estudiar moda en Parsons (Nueva york), donde me dieron una beca por mi trayectoria académica y me pude graduar con honores. Mientras estudiaba en Parsons hice varias prácticas en empresas de lujo del sector de la moda como Alexander Wang, Carolina Herrera NY, Fendi o Valentino. Una vez acabados mis estudios en Parsons comencé a trabajar a tiempo completo en GAP Inc, en el equipo de global merchandising para kids and babys. Estuve un año trabajando en esa empresa pero añoraba España y quería estar cerca de mis familiares, por lo que decidí volver. En España comencé a trabajar de merchandiser en CH y Purificación García, concretamente en todas las tiendas de Estados Unidos. Sin embargo mi vocación era más creativa, por lo que finalmente decidí crear mi propia empresa.

¿Cómo recuerda sus primeros pasos en solitario?
Emocionantes y muy ilusionantes, aunque sin saber muy bien por dónde trazar mi camino. Con muchos tropiezos pero de aquellos con los que consigues aprender muchísimo.

¿Cómo definiría los bolsos que diseña?
La gran mayoría son diseños clásicos, pero elaborados con estampados muy originales. Me gusta arriesgar bastante cuando llevo a cabo la selección de las pieles que van a dar vida a mis creaciones, una decisión que para mí resulta de vital importancia para dar a los bolsos ese toque de originalidad que busca mi clienta, una clienta que ya tiene muchos bolsos de marcas muy reconocidas y que busca algo novedoso y original. De hecho, en la colección de verano me arriesgo mucho a la hora de elegir los colores de las pieles. También tengo otros modelos de bolsos muy singulares gracias a sus peculiares formas, una característica que también gusta mucho a este tipo de clienta.

¿Para qué tipo de persona diseña sus bolsos?
Como acabo de comentar, mi clienta es una señora de entre 40 y 70 años que quiere colorido y novedad en su armario, pero que sobre todo busca un bolso de alta calidad. Es una clienta que ya tiene muchos bolsos en su armario y quiere algo diferente. También valora mucho que esté hecho en España y realizado por artesanos, de los que por desgracia actualmente quedan muy pocos.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración a la hora de hacer un diseño?
Me inspiro en los contenidos de todo tipo de revistas de moda, buscando tendencias sobre colores, formas y estampados.  Además voy a ferias donde encuentro muchísima inspiración y donde se me van ocurriendo ideas. Todo este trabajo es el que me permite finalmente visualizar el bolso que quiero diseñar.

¿A qué propiedad de sus diseños le da más importancia?
Son varios los conceptos que valoro: la calidad, la originalidad de las pieles y, como no, que estén hechos en España uno a uno pasando un gran control de calidad.

Leave a comment