sagan

“Proponemos singularidad, buena calidad y un sentido exquisito del diseño”

Fundada en Viena en 2012 por la croata Tanja Bradaric y el japonés Taro Ohmae, Sagan Vienna, anteriormente conocida como Bradaric Ohmae, cambió su denominación en 2016 por el nombre con el que es conocida actualmente. En japonés, la palabra “sagan” significa “la orilla izquierda” o “el lado izquierdo de un río”, expresión que connota sensibilidad por la idiosincrasia y una acuciante disconformidad por los convencionalismos del diseño.
Desde su puesta en marcha el objetivo de esta firma se ha basado en crear piezas funcionales y de calidad que marquen la diferencia por su singularidad y por su sobria elegancia. “Es un encuentro familiar cargado de historia, el bien conocido que genera nuevas ideas”, apostillan sus creadores.

¿Por qué se decantaron por el diseño de bolsos?
Nuestros primeros diseños fueron creaciones simples y funcionales. Se trataba de bolsos pensados para un uso diario. En ese momento nos decantamos exclusivamente por hacer bolsos que fuesen una pieza con estilo. Nos dimos cuenta inmediatamente que estas propuestas atrajeron mucho la atención, motivo por el cual decidimos aventurarnos con la puesta en marcha de nuestra propia línea de bolsos pequeños y artículos de cuero.

¿Dónde realizaron sus estudios y para qué marcas trabajaron antes de comenzar a diseñar sus propias colecciones?
Taro y yo estudiamos Diseño de Moda en la Universidad de Artes Aplicadas de Viena bajo la tutela de maestros como Raf Simons, Veronique Branquinho y Bernhard Willhelm. También estuvimos trabajando juntos en Chloe y en Balenciaga en París.

¿Cómo recuerdan sus primeros pasos en solitario?¿Qué acogida tuvo la primera colección de bolsos que crearon?
Desde el primer momento recibimos comentarios alentadores de los clientes y de la prensa. La primera línea de bolsos fue muy bien recibida. Llamó la atención especialmente el uso de la “red vienesa”, es decir, del ratán natural que se aplica por ejemplo en la icónica silla de café de Thonet en Viena, idea ésta que incorporamos en nuestros diseños de bolsos. Esta singularidad captó la mirada tanto de profesionales como de público en general.

Desde que comenzaron hasta ahora, ¿cuáles son los principales cambios que ha experimentado su trabajo como diseñadores?. ¿Influye el aspecto empresarial en su trabajo de creación?
Como manejamos todas las partes de nuestro negocio tenemos una visión general y completa de toda la infraestructura de la empresa, y este hecho influye definitivamente en la forma en que estructuramos nuestras colecciones y los diseños.

¿Cómo definiría los bolsos Sagan Vienna?
Familiar hecho de manera diferente.

¿Las tendencias influyen en sus creaciones?
De forma residual, es decir, escasamente. Intentamos ser auténticos y apostar por la visión que nosotros tenemos del diseño. En este sentido, procuramos no seguir demasiado las tendencias que aparecen cada temporada.

¿Para qué tipo de mujeres diseñan sus bolsos?
Para aquellas mujeres que buscan la singularidad, la buena calidad y tienen un sentido exquisito del diseño.

¿Cuáles son sus fuentes de inspiración?
Los materiales en primer lugar, luego el arte y la cultura.

Leave a comment